902 444 976 | 976 735 960 dasit@dasit.es
Según los expertos, la probabilidad de que entren a robar en un hogar, en una empresa o cualquier amenaza interna o externa, será tres veces menor cuando exista algún tipo de aviso de que existe un sistema de seguridad. Cuando hay riesgo o se produce algún incidente de cualquier clase, las alarmas pueden enviar alertas audibles, o encubiertas, a los propietarios o a Central Receptora de Alarmas. Por lo que son de gran ayuda para preservar el orden, solventar algún problema, o resolver algún suceso que ha tenido en una localización. Son una gran opción, en lugares potencialmente sensibles a sufrir un allanamiento, incendios, desastres naturales o emergencias médicas. Las alarmas se componen principalmente, de sensores o detectores. Son dispositivos que detectan las variaciones de magnitud (que depende del alcance y tipo de sensor) para convertirlas en señales que se envían a la Central Receptora de Alarmas, o actúa en consecuencia, normalmente con un sonido de alerta. Los sensores o detectores, pueden sentir cambios de temperatura, movimiento, roturas, vibraciones sísmicas, humos, inundaciones, luz y numerosas opciones que van apareciendo o mejorándose con el tiempo, y los avances tecnológicos.

Tipos de sistemas de alarmas

Un sistema de alarma es un elemento de seguridad pasiva. No evitan una situación anormal, pero si son capaces de advertir sobre ella. Su función es disuasoria, y alertan de la intrusión de personas, inicio de fuego, presencia de agentes tóxicos, y cualquier situación anormal para el usuario que sea capaz de detectar el sensor o los sensores de los que esté provisto el sistema de seguridad. Podemos dividir dos tipos de alarma según su destino y su funcionamiento.

Alarmas conectadas central autónomas

Alarmas concentradas a una central

Dan aviso inmediato una Central Receptora de Alarmas, nunca directamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Son equipos profesionales y requieren una instalación de una empresa homologada por el Ministerio de Interior y el resultado es mucho más eficiente y seguro. Los sistemas de alarma conectados a una central ofrecen una seguridad mucho más autónoma y automática, ya que envían señales de alerta directamente a profesionales de seguridad.

Alarmas autónomas

Son los sistemas más básicos y poco profesionales. Su función es emitir un sonido, o el tipo de aviso deseado, al detectar cualquier situación fuera de lo normal. Su funcionamiento y el modo de aviso dependerán del sensor que dispongan.

Tipos de sensores o detectores de alarmas

Sensor de movimiento o PIR

“Passive Infared” o Infrarrojo Pasivo. Estos dispositivos reaccionan sólo ante determinadas fuentes de energía tales como el calor del cuerpo humano o de los animales. Se denomina pasivo porque no emite radiaciones sino que las recibe.

Sensor de Microondas

Es un paso por delante al anterior, utiliza tecnología de microondas. Se basa en la recepción de microondas similar al conocido efecto doppler. La problemática de estos sensores es que esta tecnología traspasa muros, ventanas…

Sensor de Movimiento Doble (Infrarrojos + Microondas)

Son los de mejor calidad. Poseen las dos tecnologías anteriores, la de infrarrojos  combinada con la de microondas. Por tanto, activan la alarma sólo cuando ambos sistemas detectan una intrusión, evitando casi siempre, una falsa alarma. Se suelen colocar en ambientes más complicados o con mayor suciedad para evitar falsas alarmas.

Contácto Magnético

Se trata de un imán que al separarse y disminuir su campo de trabajo produce una alarma. Son diferentes dependiendo del tipo de puerta y los hay de superficie y de empotrar en la misma.

Sensor Sísmico

Son utilizados para detectar golpes sobre una base. Están especialmente indicados para su uso en cajas fuertes, aunque también se usan, en puertas, paredes y ventanas.

Sensor acústico

Son aparatos microfónicos. Se activan al detectar una frecuencia aguda, producida por el sonido de una rotura de cristal, por ejemplo. Son la mejor elección para escaparates.

Barreras infrarrojas activas

Están compuestos por dos piezas, un emisor y un receptor infrarrojo. Se colocan enfrentados, uno frente a otro. Si se interrumpe la línea de visión disparan una señal a la central. Ideales para colocar como sustituto de verjas o vallas perimetrales. Se les denomina activos porque se están comunicando en todo momento, ya que disponen de un emisor y un receptor.

Detector de personas caídas u hombre muerto

Elemento inalámbrico que permite detectar desvanecimientos o caídas de personas que se encuentran solas.
Sensor movimiento PIR

Conexión entre el sensor y la central de alarma

Alarmas vía radio

Vía Radio

Es más rápida y económica al principio, ya que luego tendremos un coste añadido en el mantenimiento por el cambio de pilas. Además es más vulnerable a interferencias, inhibidores y más lenta en su funcionamiento. Lo que nos puede producir un mayor número de falsas alarmas

Cableado

Es más costoso, ya que conlleva más mano de obra a la hora de la instalación. Pero es la solución ideal en cuanto a seguridad y reducción de falsas alarmas. No dejamos la seguridad de lo que más nos importa de mano de una pila

Componentes de las alarmas

 

Unidad de control de alarma: Central o panel de control

Es el dispositivo que recibe las señales de los sensores que están repartidos por la localización que esté vigilando, el cerebro del sistema. Funcionan con claves de activación y desactivación, dispone de una o varias baterías para alimentar el sistema en caso de emergencia y envían el aviso a la central, entre otras cosas. Es la base de un sistema de alarma, y es recomendable situarlo en un lugar escondido. Ha de estar conectado permanentemente a la red eléctrica y el router de la instalación.

 

Teclado

Permite poner en funcionamiento, la unidad de control de alarma. Gracias a él, se puede activar y desactivar la alarma, dar o denegar el acceso a los usuarios, mandar mensajes de coacción y suele colocarse cerca de la puerta de la entrada para minimizar los tiempos de conexión/desconexión.

 

Sirena interior o exterior

Su misión principal es alertar de que sucede algo inusual. Depende de la potencia que elijamos, llegará más o menos lejos.

 

Detectores

Pueden estar conectados por cable o radio a la central receptora. Cuando reciben la señal para la que están programados a dar respuesta, se activa la alarma o mandan la señal que da aviso a la CRA.

 

Transmisores

Es uno de los elementos que menos nos fijamos pero uno de los más importantes. Es muy importante que nuestros sistemas funcionen con dos transmisores por si falla uno de ellos nos lo notifique por el otro transmisor. Estos transmisores deben usar dos medios diferentes, lo idóneo es que los sistemas de alarma nos notifique una alarma vía GPRS o 3G y por TCP/IP.

Díganos qué necesita, nuestros expertos se encargan del resto.

Empecemos

Sobre nosotros

Somos una empresa de seguridad asentada en Zaragoza y Logroño con clientes en toda España. Nacimos en 1980 siendo una de las "primeras" en el país, la número 229 oficialmente. Nuestra misión es usar la tecnología actual y la innovación para que pueda vivir más seguro.

Nº de homologación DGS: 229

Certificado de calidad ISO 9001

 

Síganos

Para trucos, consejos y cualquier duda que tenga.

Certificacion TUV