Es innegable que la tecnología, aplicada al sector de la seguridad, ha hecho posible idear sistemas cada vez más seguros y eficientes. En este sentido, los edificios inteligentes son un claro ejemplo de cómo la tecnología puede ofrecer muchas posibilidades a la seguridad y gestión de un edificio.

Qué son los edificios inteligentes

Un edificio inteligente es aquél que se ha construido aplicando avances tecnológicos que permiten una gestión más eficiente de los recursos. Además, estos edificios se pueden controlar a distancia a través de aplicaciones que regulan todas las variables incluidas en el edificio.

El tipo de tecnología empleada en los edificios inteligentes que existen en la actualidad, tiene que ver con la seguridad, las comunicaciones y la automatización de ciertos procesos. Un ejemplo de edificios inteligentes son los de instituciones públicas y gubernamentales, que suelen hacer una importante inversión en seguridad.

Tecnologías aplicadas a los edificios inteligentes

Son muchas las tecnologías que pueden aplicarse a los edificios inteligentes, como, por ejemplo:

Sistemas de control de accesos

En este tipo de edificios, es una de las partes fundamentales para garantizar un nivel inicial de seguridad. Hablamos de control de acceso de personal, con detección volumétrica, con huella digital o con detección de iris, en función del nivel de seguridad a implementar. Se implementa en cualquier zona que requiera vigilancia, como acceso a salas, parking, o cualquier otra entrada o acceso al edificio.

Sistemas video vigilancia CCTV

El sistema de video vigilancia con circuito cerrado de televisión permite tener siempre controladas las zonas más críticas. Las imágenes se procesan en los monitores, de tal manera que el guardia de seguridad puede estar siempre al tanto de quien accede o sale del edificio.

Sistemas de control de procesos

Cualquier proceso puede monitorizarse y controlar de forma remota. Desde el sistema de ventilación, hasta los sistemas de calefacción, iluminación o controladores de humedad. Todo es posible implementando un sistema de sensores que recogerán la información y la procesarán correctamente. De esta manera, podremos garantizar que los procesos se encuentran dentro de los límites óptimos. Y en caso de que exista algún fallo, podremos actuar para resolverlo.

Sistemas de protección contra incendios

Es importante instalar un buen sistema contra incendios que cuente con sistemas de detección de incendios, evacuación, comunicaciones y extinción. Todo ello puede gestionarse eficazmente mediante la automatización de los procesos, permitiendo un control remoto.

Cómo monitorizar un edificio inteligente

Diseñar un buen sistema de control remoto es la clave para que un edificio inteligente sea eficiente, seguro y fiable.

A la hora de establecer el sistema de control, es importante monitorizar convenientemente todos los procesos que se hayan automatizado.

Los aspectos claves van a ser:

  • Lo principal es que el sistema recoja convenientemente los datos que luego nos permitirán realizar ajustes cuando existan discrepancias entre la medida real y la objetivo. Los sensores son los responsables de recopilar la información, que transmitirán luego a los sistemas de procesamiento de información. Estos programas, serán los encargados de predecir los ajustes que puedan necesitarse.
  • Es importante que los sistemas implementados en un edificio inteligente, estén adaptados a sus necesidades. De esta manera, lograremos un mayor nivel de fiabilidad y seguridad, y podremos beneficiarnos de todas sus ventajas.
  • En los edificios inteligentes, la fiabilidad es un pilar fundamental. Por eso es de vital importancia proyectar y plantear la construcción del edificio teniendo en cuenta todas sus necesidades. De esta manera, podremos implementar las tecnologías necesarias con las máximas garantías.